Conectados 2.0 Relacionados 1.9

Conectados 2.0 Relacionados 1.9

Hoy por hoy somos la sociedad más conectada de la historia. Tenemos móvil, tablets, pórtatil, podemos saber qué pasa en la otra punta del mundo desde el minuto 0, dónde trabajan tus antiguos amigos de la facultad,  hablar con tu familia que está a kilómetros de ti o saber quién parece tener mejor vida social gracias a la actividad de su muro en Facebook.  Pero aunque vaya a parecer algo paradójico, incluso irónico o maquiavélico, no puedo evitar preguntarme ¿Estar más conectados nos hace estar más relacionados? Y la mayoría de las veces, solo hace falta  levantar la mirada de nuestras pantallas y ver el rostro de los demás pálido e iluminado por una luz artificial para saber que no.

Los smartphones se crearon para mejorar nuestras vidas, no para absorbérnosla. Ahora los móviles parecen más que nunca vampiros en la noche que son capaces de hacernos sentir cerca de los que están al otro lado pero a años luz de los que comparten nuestros espacio. El fenómeno fantasma se extiende también a nuestros miembros tecnológicos <<¿Me ha vibrado el móvil? >> O no podemos evitar otorgar mayor prioridad a la lucecita que se enciende que a la persona que tenemos enfrente.

Quizás la película de Spike Jonze que todos podemos conocer por ‘Her‘ era una fotografía de nuestro futuro más presente. En un mundo en el que nos empeñamos en construir robots más inteligentes que el ser humano (<<¿Es posible?>>) quizás no queramos dejarnos espacio a nosotros mismos.

Y si , aunque parezca una locura, ¿Empezamos a usar la tecnología para unirnos? A veces te ves obligado a instalarte en una distancia física permanente, lejos de tu familia y de las personas que te importan por trabajo, por estudio o simplemente tejiendo tu futuro. Pero en esos momentos, cuando te conectas a Skype para enseñarle a tu madre lo bien que te ha salido su receta, cuando envías una foto a través del Whatsapp, cuando compartes una canción en Facebook sobre la bibliografía de tu mejor amigo… Son esos preciosos momento de lejanía relativa, en los que te das cuentas que cambiarías hasta el último tornillo de tu portátil por volver a estar cerca. La tecnología es un perfecto sucedanio para las relaciones humanas cuando estás en una dieta estricta a horas de distancia. Facilita y mejora nuestra vida. Pero más allá de la pantalla están pasando cosas ¿No sería una pena que te las perdieras?.

Quiero que quede claro que estoy totalmente a favor de las nuevas tecnologías, por lo único que soy más escéptica es por el uso que podemos llegar a darle. Desvirtuamos sus enormes ventajas por no saber cómo mejorar la calidad de nuestras relaciones. Creo que a veces podemos confundir la cercanía con la inmediatez.

De momento las nuevas tecnologías se han puesto de lado de la distancia y nos pueden conectar con los que están lejos, pero cuidar nuestras relaciones de carne y hueso, eso solo está en nuestra manos. Y ahora éstas están ocupadas por un 5 pulgadas de la última tecnología

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
403 Forbidden

403 Forbidden


nginx/1.10.3